Hitler y la historia del Vocho

z

Una persona cruel puede ser una persona creativa, y no, no nos referimos a las extravagancias de los asesinos seriales. Más bien hablamos de la historia del Vocho, la cual inició en la mente de uno de los genocidas más grandes que han existido: Adolfo Hitler. Casi cualquier persona ha estado dentro de un Vocho en algún momento de su vida, lo cual significa un éxito atronador para los objetivos de este famoso automóvil.

Un vehículo básico, capaz de transportar a 2 adultos y 3 niños y llegar a los 100 kilómetros por hora sin necesitar más de 7 litros de gasolina para lograr los 100 kms. de recorrido: esas fueron las especificaciones con las que el Führer le comisionó en 1934 al ingeniero automotriz, Ferdinand Porsche, la creación del “Automóvil del pueblo”, o Volkswagen. Más aún, debía ser barato y sus refacciones de bajo costo para que este auto fuera realmente accesible para el ciudadano común.

z

 

Ambicioso proyecto de una persona intrigante, la idea del Vocho no podía haber nacido sin la voluntad calculadora e insaciable de alguien como Hitler. Fue así como Porsche, el fundador de la notable empresa de carros de lujo, pondría manos y mente a trabajar para lograr cada uno de los objetivos que el mandatario alemán había solicitado.

Para 1935, los primeros prototipos saldrían a la luz: el V1 y el V2. El segundo era una versión descapotable para disfrutar de los días de verano, mientras que el primero era un sobrio pero agradable vehículo que llenaría todas las expectativas del ciudadano común. Estos modelos tenían cuerpo de aluminio montado sobre marcos de madera, y un motor que alcanzaba las 65 millas por hora. A partir de entonces se empezarían a producir más unidades utilizando métodos de producción americanos y trabajadores alemanes.

vocho antiguo

En 1938 Hitler anunciaría una nueva fábrica destinada a producir este novel carro, teniendo como fecha de inicio de producción Septiembre de 1939. No obstante, el destino decidió que ésta fuera la fecha en que la Segunda Guerra Mundial sería declarada, así que dicha fábrica se dedicaría a construir vehículos militares, como el V1 Buzz Bomb, el cual tenía capacidad de tirar bombas desde Alemania hasta Gran Bretaña.

Eventualmente la guerra terminaría y Hitler se suicidaría en 1945. La tarea ahora se convertía en reconstruir a Alemania, y se descubrió entonces que la fábrica tenía mucha de su maquinaria intacta puesto que había sido guardada en el sótano, lo cual permitió que en 1946 se estuvieran produciendo alrededor de 1000 carros al mes.

Captura de pantalla 2013-11-25 a la(s) 11.33.07

Poco a poco la fama de este vehículo comenzaría a crecer y miles de personas alrededor del mundo se enamorarían de este económico y eficiente carro. El “Beetle” dejaría de ser asociado con el régimen nazi y se convertiría en un ícono de la cultura popular de varios países.

Finalmente se dejaría de producir en el 2003, lo cual le dio una existencia de más de 60 años a este afamado modelo. En México, uno de los grandes modelos a recordar es el Vochol, que fue intervenido por artistas wixárikas  para crear una impresionante obra de arte que quedará para la posteridad.

vochol

 

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>